Aumentan las quejas contra vecinos que no pagan la comunidad de propietarios.

LEVANTE DE CASTELLÓ CASTELLÓ

 

 

 

La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana (UCE) ha constatado un aumento en el número de consultas sobre inquilinos morosos que, por la crisis, dejan de hacer frente a sus obligaciones con la comunidad de vecinos. Las consultas tienen que ver sobre todo con la colocación, en el tablón de anuncios, de informaciones y datos de aquellos inquilinos que no están al corriente en sus cuotas con la comunidad de propietarios, una práctica que desde el Colegio de Administradores de Fincas de Valencia y Castelló ya se considera una infracción a la normativa sobre protección de datos. "Hay que tener cuidado con estas cosas. Nosotros, los profesionales colegiados, ya sabemos que no podemos colgar datos personales en un tablón de anuncios. Pero hay gente que lo hace", explica Javier Valls, representante del colegio en Castelló.
La UCE también ha constatado que cada vez hay más personas que dejan de hacer frente a sus obligaciones comunitarias: "Se nos están planteando quejas relacionadas con la exposición de las relaciones de morosos en el tablón de anuncios de la comunidad (normalmente, en el vestíbulo de la finca), alegando una vulneración de la normativa sobre protección de datos", explica Juan Carlos Insa, portavoz de UCE.
Para resolver la cuestión, asegura UCE, hay que partir de que el artículo 3 de la Ley de Protección establece que se considera como un "dato de carácter personal cualquier información concerniente a personas físicas identificadas o identificables, con lo que la relación de propietarios o los datos relativos a un piso o puerta entrarían dentro de esa definición, de forma que cualquier exposición en el tablón de anuncios de la comunidad implica una revelación de datos realizada a persona distinta del interesado". La publicación, por tanto, precisaría el consentimiento del "vecino moroso".
"Cuando se pone una denuncia de este tipo en una zona pública del edificio se debe saber que esta actuación puede generar una denuncia", añade Valls. "Claro que aquí podríamos distinguir al moroso que no puede pagar y al que realmente es un moroso profesional, que curiosamente al final es quien suele poner la denuncia". La Ley de Propiedad Horizontal (LPH) incluye entre sus obligaciones la de dar publicidad de aquéllos que no se encuentren al corriente en el pago de todas las deudas. "No es lo mismo poner la información en el tablón que enviarla en un sobre cerrado", dice Valls.

 

Fuente: Levante EMV

 

 

Buscar en el sitio

Contacto

Barberà Estudi Jurídic g.v./ Ramón y Cajal, 45-4ª 46007 Valencia 96 380 46 41